viernes, 4 de mayo de 2012

'Aha, han vuelto?'

Yo antes era una chica de a las diez en la cama, con un escritorio ordenado, los lápices afilados, y el pelo siempre perfecto. Y de repente, las veinticuatro horas del día se vuelven escasas para permanecer despierta, el desorden reina en mi habitación, y dieciséis lápices en el estuche no serían suficientes como para no andar pidiendo prestado alguno de vez en cuando porque no tengo con qué escribir. Y del pelo ya, ni hablemos. Pero qué se le va a hacer. La vida cambia; la gente cambia; las costumbres cambian.
Tampoco sé muy bien qué ha sido de mis sentimientos. Creo que mi desorden vital es directamente proporcional a mis desequilibrios emocionales. Últimamente, mis lacrimales no deberían tenerle envidia ni a la presa de las Tres Gargantas.
Y qué mal está el mundo, que no?
Si al final tendré razones suficientes y todo...
Eso sí, de una cosa estoy segura: soy doña Quejas.
Y qué más...? Ah, sí. ¿He vuelto? No lo sé.
gute Nacht, Freunde!

1 comentario:

Daniel Alcay dijo...

pero si a ti no te gusta lori meyeeeeeers! jajajajjaja
me parece que lo de dormir es un lujo ultimamente... ains