martes, 28 de junio de 2011

POR FIN!

Siento desde hace tiempo que algo nuevo ha comenzado, tal vez un cambio, o puede que una transición. El caso es que últimamente nada es como antes, que las personas, las situaciones y los sentimientos son ahora diferentes. Quizás es que el verano cambia a la gente, que les da segundas oportunidades. Y por mucho que se crea que segundas partes nunca fueron buenas, a veces no está mal apostar por ellas, aunque nada sea seguro. Para mí, lo único seguro que hay en este momento es que quedan setenta y un días por delante del dolce far niente. Y tiempo para pensar en todo esto.

1 comentario:

David dijo...

Mientras sea un cambio a mejor, bienvenido sea. :)
Un beso!