jueves, 2 de diciembre de 2010

welcome cold december

Frío en las aceras. Grados bajo cero que se cuelan bajo tu bufanda de cachemir color camel mientras extrañas las bandadas de gorriones volando sobre tu cabeza. Agua congelada, como si el destino hubiese preferido aislarla del paso del tiempo para evitar que envejeciese. Y viento. Aire que levanta los abrigos, un cierzo estremecedor que no te deja avanzar. Entonces te caes. Así; de repente. Y ves como el mundo sigue su curso mientras ahí estás tú, junto con el agua congelada, incapaz de vencer tus miedos. 





P.D.: quiero nieve YAAAAAAAAA!

4 comentarios:

Miqui Brightside dijo...

nieve? noooo

Maria C. dijo...

Oh, solo de leerlo el frio llega a mi!
Pd: A que nos llegue la nieve a nosotros tendremos que esperar.
1besito.

Sandra;Ángela dijo...

Muchas gracias por pasarte!
tu blog si que es genial :)
nosotras tambien te seguimos!

BIANS dijo...

VIVA EL CIERZO!