martes, 28 de diciembre de 2010

3days,12hours,26minutes

Recuerdo todavía aquella noche. Te veo aún con aquella sudadera azul, tus vaqeros desgastados y esa media sonrisa que siempre llevabas puesta. Sonaba 'on a night like this', una canción demasiado paradójica para una noche como esta. Y tu bailabas con una copa de vodka en la mano derecha y un cigarrillo en la izquierda. Y canturreabas la canción. Recuerdo tu mirada buscándola entre el gentío y el humo del local. Y ella no aparecía. Y la sonrisa de tonta que se me quedó cuando me di cuenta de que yo era ella. Entonces te acercaste hacia donde yo me encontraba, me cogiste de la mano y salimos fuera. Caían copos ligeros y hacía un frío cálido (qué coño? tú hacías que aquella noche fuese cálida!), tú te burlaste de mi jersey a rayas y yo de lo ingenuo que eras. Entonces escuchamos la primera de las doce campanadas. Y tú me prohibiste entrar. Te excusaste diciendo que te molestaba el humo del interior y entonces fue como si me hipnotizaras! Recuerdo todavía tus labios susurrando una mentira tras otra. Y después, un beso y la última campanada. El último beso de aquel año y el primero del que comenzaba.