lunes, 22 de noviembre de 2010

a stupid girl who lived a stupid life

 Con las rodillas llenas de escorchones, la sonrisa siempre puesta y el sol en la cara. El pelo encrespado y las medias siempre rotas, como cuando con cinco años se rompía los leotardos de ositos y globos. Y era tan imprevisible; tan pronto estaba de buenas como pillaba un enfado de los grandes, de esos que siempre terminaban con gritos. Solía dormir poco, muy poco. Durante las largas noches de invierno, soñaba despierta, y en verano, se despertaba soñando a las tres de la mañana. Entonces era cuando, de puntillas, se dirigía al congelador y cogía uno de los botes de chunky monkey que guardaba junto a los carretes de su Holga. Adoraba las rayas, le daba igual si estaban o no de moda. De hecho, ella pasaba de las modas, era un alma libre; como un colibrí. Justamente como un colibrí.

6 comentarios:

Mart. dijo...

Que dulce el texto^^
la foto me encanta, sales muy guapa:)
un besazo¡

Laura Pedro dijo...

Que bonito el texto y que mona en la foto! Felicidades!
un beso!

Miqui Brightside dijo...

qué maja! jajjaja

Esther dijo...

que guapa! me gusta tu blog :] un besito!

R.A.S.H dijo...

Hola reina sales muy bonita,chao

Natalia dijo...

como mola ritaaaa!!
hacia mucho que no me pasaba.. pero aqui estoyyy ^^
por cierrto! no tendras el blog de ju verdad???
tequiero(L)