martes, 30 de noviembre de 2010

23 hours and 57 minutes a day

- Te odio - le dijo con una media sonrisa en la cara.
- Mucho?
- Que va - concluyó la chica -, sólo lo justo, las veces en las que me obligas a admitir una mentira. El resto del día, te quiero.

viernes, 26 de noviembre de 2010

MÍA Y SOLO MÍA!

















Ahora sólo me faltan los carretes. Saquearé FotoSistema y luego invadiré el congelador.

lunes, 22 de noviembre de 2010

a stupid girl who lived a stupid life

 Con las rodillas llenas de escorchones, la sonrisa siempre puesta y el sol en la cara. El pelo encrespado y las medias siempre rotas, como cuando con cinco años se rompía los leotardos de ositos y globos. Y era tan imprevisible; tan pronto estaba de buenas como pillaba un enfado de los grandes, de esos que siempre terminaban con gritos. Solía dormir poco, muy poco. Durante las largas noches de invierno, soñaba despierta, y en verano, se despertaba soñando a las tres de la mañana. Entonces era cuando, de puntillas, se dirigía al congelador y cogía uno de los botes de chunky monkey que guardaba junto a los carretes de su Holga. Adoraba las rayas, le daba igual si estaban o no de moda. De hecho, ella pasaba de las modas, era un alma libre; como un colibrí. Justamente como un colibrí.

jueves, 18 de noviembre de 2010

dieciséis16!


Happy birthday to me:)

domingo, 14 de noviembre de 2010

El futuro es nuestro

No te abandones, no dejaré que lo hagas, no dejaré que nos abandonemos bajo las garras del destino trágico. Que sí, que yo también creo eso de que estábamos predestinados, pero no me gustan sus malas pasadas. Siente como el aire choca contra tus mejillas, contra tus ojos, tu boca y tu nariz, impidiéndote casi respirar. Abrázame, siénteme, bésame, quiéreme. Subamos al tejado a ver el anochecer, y después despertaremos viendo al sol salir de nuevo. Sonríe, hazme feliz. Empieza a creerte eso del Carpe Diem, que sí, que yo te aseguro por todo lo que quieras que existe. No pienses en lo ocurrido, ni en lo que pasará o dejará de hacerlo. Piensa en el ahora, en el segundo que estás viviendo, pero no te lamentes por esa milésima que se acaba de escapar. Me gusta pensar que estará ya en un lugar mejor, lejos de ti, de mi, lejos de los dos, lejos de todo lo que nos queda por vivir.

sábado, 6 de noviembre de 2010

06nov

Que las tardes de otoño no son lo mismo desde que tu no estás, porque, dime, ¿quién va a impedirme que pise los charcos para no coger un resfriado? ¿quién me invitará a tomar chocolate? Y, porque no también, ¿quién se acurrucará conmigo bajo una manta mientras escuchamos llover? No entiendo porqué septiembre quiso llevarte con él, ya no entiendo nada.

lunes, 1 de noviembre de 2010

miau



Moskovscaya y esa media sonrisa que se dibuja en tu cara cuando adivino lo que estás pensando. Recuerdos capturados en el tiempo; noches infinitas de días que no amanecen. Tardes de noviembre, tardes de frío y calor; lluvia. Quiero un beso.