viernes, 10 de septiembre de 2010

D.

- ¿Crees en el destino?
- ¿Te refieres al destino trágico?
- No, hablo de ser como motas arrastradas por el aire hacia donde les lleva la corriente sin poder decidir qué hacer con su vida.
- Pues eso, el destino trágico.

2 comentarios:

koveri dijo...

A riesgo de que me compares con una mota arrastrada por el aire, yo creo en el destino... pero también creo en que algo se puede cambiar.

Miqui Brightside dijo...

toma ya
:)