lunes, 28 de junio de 2010

veintiocho de junio de dosmildiez, veintitrés y un minuto de la noche.

Entonces me puse a pensar en ti, y la verdad, hacía tiempo que no lo hacía de esta manera. Y parecía que me llamabas, sonaba una voz lejana que no cesaba de repetir 'ven conmigo'. Y así, de repente, aparecí a tu lado, cogida a tu mano, y sonriendo, y sintiendo que el aire rozaba mis mejillas sonrosadas mientras tu murmurabas aquellas palabras que tanto me gustaba oír. Luego, silencio; miradas que se evitan pero que en realidad quieren encontrarse, y sentimientos fluyendo en el aire, demasiados sentimientos entre los dos, atracción y ganas, ganas de ti.

5 comentarios:

Danny dijo...

esta la añado a la lista? o como?
Ü

Miqui Brightside dijo...

tu entrada acaba más o menos como la mia fíjate!

Amaia Castroviejo dijo...

Bonito texto, como el blog ! Te sigo :) Un besito.

Miss.Fatii dijo...

Me encanta lo que has escrito... super bonito :)
Un beso <3

Amaia C. dijo...

Tienes un premio en mi blog :)
Un beso.