domingo, 2 de mayo de 2010

no es mentira!

Había un silencio incómodo en aquella situación, el  mismo que les invadía cada vez que discutían por cualquier minúscula tontería. Y se hacía todavía menos llevadero cuando no podían apartar la mirada el uno del otro. Entonces él cerró los ojos, movió un poco la cabeza, y tomó la iniciativa:

- Te quiero... - dijo tímidamente.
- Pues yo te amo, y sabes qué? Que yo más...
- Pues no, puedes estar segura de que no.
- Sabes de qué estoy segura? - dijo después de cavilar durante unos instantes - De que nunca voy a querer a nadie como te quiero a ti...

Entonces ella se acercó lentamente a sus labios, y le besó en la comisura derecha, donde le había dado su primer beso. Y él cerró los ojos, y se dejó llevar.

5 comentarios:

Aidowi dijo...

¡Oh! Love love love.

Patricia dijo...

OHHHH
Precioso
Un besoo

Paz dijo...

me encanta! sobre todo porque llevas tanta razón...
muá

B. (urbanandtrendy) dijo...

aii que bonito! :)

girl who loves ny dijo...

es precioso..