martes, 11 de mayo de 2010

.

Viajábamos al fin del mundo, y en el viaje me dormí sobre tu hombro.
Y apareciste, así, de repente, como una tormenta de verano. Y tu voz sonaba melodiosa, y susurraba palabras como 'tenecesito', 'caricias', 'cosquilleo', 'escalofríos', 'tusbesos'... Y sonaban tan perfectos...
Y yo te abrazaba con una sábana blanca enredada entre mis piernas. Y me mirabas, sonreías... Y luego te levantabas, caminabas por la habitación semidesnudo, girando la cabeza de vez en cuando para comprobar que yo seguía haciéndome la dormida. Después volvías a mi lado, y empezabas a besarme por el cuello, y tus dedos me hacían cosquillas en la espalda. Y yo me reía, abría los ojos y decía algo de que en la vida había sido tan feliz.

1 comentario:

Guillermo dijo...

Que bonito.. Todo sentimiento:)
Por cierto me encanta la foto de LITTLE RITA
1besoo tata!