jueves, 15 de abril de 2010

nueve.

Joder, y yo era la que decía que nunca más se iba a enamorar. Y de repente apareciste tú, con esa sonrisa traviesa y esa voz que tan bien sabe entonar las palabras que a mí me gustan oír y plaf! Como si me hubiese chocado contra un muro. Lo bueno de ese muro es que tú estabas allí para curarme las heridas. Y sabes que? Que sanaron rápido, y aunqe poco, ha pasado el suficiente tiempo desde entonces como para asimilar todo lo ocurrido. Siento que de verdad me importas y tengo la necesidad de contárselo al mundo, de que todo el mundo sepa que tú eres mi vida. Y sin embargo, cuando estoy frente a ti, me invade una especie de inseguridad en todo lo que intento expresar, tu presencia hace que no sea capaz de decirte todo esto que escribo mientras te miro a los ojos, y, la verdad, muchas veces olvido decirte que te quiero. Y sin embargo, nunca he sentido algo de manera tan fuerte como ahora, en mi vida alguien había significado tanto como tú.


2 comentarios:

Danny dijo...

hummm que bonito
echaba de menos fotos como estas

optimismo??seeeeeeehhh -.-''

Miss.Fatii dijo...

Me gusta la foto... mucho ademas :D
Es genial (;


xx'