jueves, 4 de febrero de 2010

Desesperación y egocentrismo.




No sé que hacer, me rindo. Me he cansado de intentar entender a la gente, a partir de ahora voy a ser yo, yo, yo y una pequeña parte del mundo, como mucho dos o tres personas. ¡Viva el egocentrismo! Igual así encuentro la felicidad, quien sabe... La tradición aristotélica no me gusta, no quiero ser prudente para encontrar la felicidad, quiero encontrar el placer, pero no el placer de las pequeñas cosas como los hedonistas, si no el placer que lleva a la felicidad absoluta.

No hay comentarios: